miércoles, 7 de octubre de 2009

Lección #34: Un poquitito insoportable


Tipo: Comentario
Nombre científico: Diminutivus adictus
Nombre vulgar: Diminutivista


Una gran manera de defender su espacio vital sin demasiado esfuerzo es la de utilizar a destajo –mientras más copiosamente, mejor- diminutivos en su discurso. Con la aplicación de este simple recurso logrará, con abismante rapidez, eliminar cualquier posibilidad de interacción.


El primer paso, por lógico que parezca, es utilizar los diminutivos. Basta con agregar los sufijos “ito”, “ita”, “illo”, “illa”, “cito”, “cita”, “cillo” o “cilla” en las palabras usadas. Temas livianos y sin mayor trascendencia son ideales para comenzar. Se sorprenderá cuando vea los efectos de, por ejemplo, contar que sólo almorzó “un platito de fideítos, porque estoy con la guatita delicadita”.


La segunda etapa requiere algo más de trabajo: debe ser capaz de utilizar los diminutivos en conversaciones profundas y trascendentales. Pruebe contando que se ha cuestionado un poquito últimamente debido a problemitas con su fe, porque Diosito no puede ser tan malito como para enviar sufrimientos a los animalitos. Logrará dar, de manera casi instantánea, una sensación de superficialidad altamente efectiva para el logro de su propósito.


Si quiere alcanzar la perfección en el uso de este recurso, tiene aún dos armas ocultas. Primero, sume a los diminutivos un tono agudo, que potencia de gran manera el efecto de las palabras. Y por último, adopte una expresión chinchosa, melosa, arrugando la nariz, entrecerrando los ojos y haciendo pequeños gestos con las manos. Si cuenta la historia de su infancia, cuando tenía “un perrito chiquitito que tenía las patitas cortitas y daba saltitos y movía la colita cuando se ponía contentito”, acompañando la narración con los ya descritos gestos y tono de voz, el efecto será letal.

23 comentarios:

cherrychronic dijo...

simplemente buenisimo y muy acertado!!

Mafe dijo...

Touchesillo!

=D

Blogcillo magnifiquitirijillo!

me gusto!

... muchacha ojos de papel.... dijo...

Jajajajaja weniiiiiiiiiiisimo, que suitica leccion, lamentablemente Flanders se sentiria un tanto "ruborizadillo"

Saludos para todos - a uno

la Vieja Chica dijo...

maestros!!!!

jajajajajja nada más que decir, simplemente insoportable y genial!

LuKiA dijo...

jajajaja, mi vidito!

En México es muy común que hagamos eso, bueno, algunos abusan.

Transeúnte dijo...

Sin duda esto ha sido de lo mejorcito.

Un saludo y seguir así.

La_Lyri_K dijo...

Una nota al pie podría ser que el tono de voz sea lo más parecido a "luli" posible...("asquito") Aunque cabe la posibilidad que algunos tiendan a confundir el tono y les guste...

Salu2!

Juan De Dios Mujica dijo...

uff que acertado.... conozco gente que sigue esta lección al pie de la letra..... que insoportable!


Excelente el blog!
Saludos

Veronica Rodriguez dijo...

jajjajaj, malditas viejas que aplican esta técnica odiosaaaaaaaaaaa

Miguel Angel dijo...

Al principio pensé que se le acaban las ideas y el síntoma eran las últimas entradas.
Hoy me quito el sombrero, es que estas lecciones ya son para verdaderos especialistas.

Sexy Bitch dijo...

Notable el blogcillo.
Lo seguiré con atención.

Saludos

Sexy Bitch

Panshipanshi dijo...

Los diminutivos son suuuper chilenos, es dificil erradicar el "sírvete un pancito" o el "asaíto"...
ahora, que hay personas que se van al chancho con los diminutivos, es cierto! y lo que en un principio era simpático y hogareño se transforma en algo odioso, como si uno estuviera hablando con una guagua.

Giselle dijo...

Es cierto, los diminutivos son un asco, pero a mí me chirrían más las muelas cuando la gente escribe en espanglich o convierte las "H" en "W"... onda "wena naty" o "mi daddy no me dió permiso para salir", ¡aj! repulsivo.

Flaco dijo...

buenisimo, mañana lo ocupo con la cajera del supermercado que es una turra hdp que lo unico que hace es darme caramelos por el vuelto...

saludos

Anónimo dijo...

Muy bueno tu blog!
de ahorita en mas seguire tus consejirillos!

Annita:p

Alotta Fagina dijo...

Excelente blog, a medida que lo voy leyendo me siento más insoportable, jaja.
¡Además las imagenes son muy buenas!

Zeithgeist dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa los detesto. detesto profundamente a los "diminutivistas" (algo asi como activistas del siminutivo... cosecha Z 2007 aprox.)

Anónimo dijo...

muy buena...pero noto cierto sesgo machista....
tania

pez dijo...

Kathy Barriga claramente leyó esta lección...

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
mjpuyol dijo...

Donde trabajo hay un tipo que se sabe de memoria esta lección y me enferrrma!

Allan QM dijo...

genial,estos consejitos me convertirán en este suti arte!

ManzanaZ dijo...

Que buenito el temita, es de lo mejorcito que hay, ajjajaj

todos alguna vez hemos hablado con los itos, (malditos diminutivos) y los más extrañable es que los criticamos y nos reímos, pero cuando estamos con la pareja, pololo, o algo similar, uno tiende a sacar el lado "tierno" y hablar con itos, como por ejemplo: "amorcito me pasas el pancito, porfavorcito"?

al fin de cuentas lo hacemos igual o no? jajaj

saludos