lunes, 28 de septiembre de 2009

Lección #33: Un tema


Tipo: Actitud
Nombre científico: Tópicus únicus
Nombre vulgar: Monotemático

Tal vez una de las más eficientes armas para quien desee espantar a quienes violan su soberanía espacial es la de imponer, a como dé lugar, un único tema de conversación. Una gran ventaja de esta actitud es que si se es riguroso y se mantiene el tema invariable a través del tiempo, luego de algunas aplicaciones actuará por sí sola, sin necesidad de repetirla.

Lo primero es elegir un tema. Ya que lo ideal es mantenerse con él a través del tiempo, es altamente recomendable ser muy cuidadoso a la hora de la elección. Algunos factores a tener en cuenta: el ideal es que sea manejado por un grupo reducido de personas, para evitar encontrarse con alguien que pueda, efectivamente, enganchar en una conversación; que se trate de algo técnico, ojalá muy complejo; que su importancia relativa en la vida de cualquier mortal tienda a cero; que tenga el potencial para desarrollarlo durante algún tiempo (no sirven los temas que se agotan en unos minutos).

Ya escogido el tema, debe lograr un mediano manejo del mismo. No se trata de llegar a ser un experto; algunos datos relevantes, un acervo mediano términos técnicos, ojalá en otro idioma (ver Lección #9) y una pose de seguridad en lo que está exponiendo serán suficiente.

Con esta base ya lograda, viene lo relevante: lograr imponer el tema en la conversación. Es importante, en este punto, no escatimar esfuerzos, trucos ni mañas para conseguirlo. La aplicación de esta estrategia depende de ello. Una vez conseguido este punto, lograr la fuga de sus contertulios será cuestión de tiempo. Lo único relevante es no cambiar de tema por ningún motivo. Si por algún motivo esta variación se produjera, deberá esforzarse para hacer comentarios que relacionen el nuevo tema con SU tópico, y apenas se dé la oportunidad, retomarlo de lleno.

Luego de algunas aplicaciones verá cómo la gente, a su llegada a algún lugar, inmediatamente escapa y su espacio vital se mantiene incólume. Una advertencia: esta lección implica un riesgo que, aunque improbable, puede ser letal: el de encontrarse con otro monotemático que comparta el tema. De encontrarse ante tan desafortunada coincidencia, se recomienda dar un rápido vuelco en su estrategia y aplicar otra de las lecciones de este Manual.

13 comentarios:

Fran dijo...

Oh, se me vino a la memoria un caballero que siempre, impajaritablemente, ponía en el tapete las variaciones en el precio de las acciones de ENDESA. Obviamente se trataba de un parroquiano que tenía gran parte de sus ahorros en esos instrumentos financieros, por lo que ante cualquier pregunta del tipo: cómo has estado?, la respuesta dependería del valor de la acción ese día. Y por si eso fuera poco, explicaba cualquier fenómeno político, social, cultural o metereológico con las benditas acciones....
De todas maneras, era bastante admirable su capacidad para desviar cualquier tipo de conversación a un tema como ese.

carmen dijo...

Se puede usar el tema de las enfermedades para hacer doblete.Y chuza si son contagiosas y uno habla con mascarilla..,

Mafe dijo...

¿Te has topado con un Evalgélico de los de la vieja escuela?....

ufff...yo vivo con uno, y creanme, Aleluya, Gloria a Dios, y a todo lo que puede abarcar, desde lo valórico,hasta el cómo hacer las cosas de la vida diaria...


=/

•Eveelyn dijo...

Terriblemente aburridos. Los detesto, buena lección!

Alejandro Zapata dijo...

sos maestro montt
es la primera vez que me loggeo para comentarte pero a ratos y desde hace mucho te dejo coments en las dosis
un abrazo
y no te perdas como la semana pasada ... nos perjudica

montt dijo...

Hola Alejandro,
Gracias por el elogio, pero te cuento que este blog es un trabajo conjunto de Candyfunto, es decir: Francisco Ibáñez, Francisco Olea y su humilde servidor. Es decir, yo sólo trabajo aquí.
Gracias de todas formas.
Montt

la Vieja Chica dijo...

ufff, tantos recuerdos!

... como el de un conocido que siempre llegaba a nuestro grupo de amigos y su tema era reunir el dinero necesario para irse a Bielorrusia y traerse una de esas esposas por catálogo... por mail nos mandaba fotos y nos preguntaba nuestra opinión pa ayudarlo a escoger la mejor, y como en una junta de amigos siempre sale el tema de las relaciones de pareja o lo tipico de la "guerra de sexos" y tópicos afines, a este individuo no le costaba nada desviarse hacia ese tema! (ahora que lo menciono, no sé si habrá viajado finalmente pa traerse su rusa? hace rato no aparece en nuestras tertulias)

debo confesar que me he aplicado en esta técnica algunas veces, como soy bióloga naturalista de corazon, perfectamente puedo latear a cualquier concurrencia hablando acerca de las clases, ordenes y especies a las que pertenecen los bichos marinos, nombres cientificos incluidos... satisfaccion garantizada en recuperacion del metro cuadrado!

uff, y ni hablar de los evangelicos/mormones/testigos de jehová/yerbalife fanáticos, ellos tienen master en esta técnica.

Saludos!

la Vieja Chica dijo...

Aps! Merecen mencion honrosa:
-Los que siempre hablan de temas escatológicos (enfermedades, accidentes con mucha sangre y miembros cercenados, operaciones, etc.), sobre todo si uno está en medio de una comida. Puaj.

-El varón tan mino que donde pone el ojo pone la bala, o la mina tan regia que todos los de la fiesta andan detrás suyo, y sólo hablan de eso cuando te topas con ellos, todo el rato.

Monotemáticos e insufribles!

cl dijo...

Uff, por mi profesión de sistemas puedo o tiendo a desviar todo a cuestiones de tecnología, por lo que trato de no hacer tema de estas cuestiones. Sin embargo, le gente utiliza a sus conocidos de sistemas como soporte tecnico para trivialidades como ¿mi hijo quiere pasar sus videos chistosos al ipod, como le hace? cada que se da la ocasion, por lo que uno termina diciendo: |¬ mmmh bueno ahi les va el rollo...bla, bla, bla.

Por favor hagan un perfil precisamente de ese tipo de personas: los que se aprovechan de los demas cada que ven una oportunidad, como precisamente querer obtener una reparación gratis.

Anónimo dijo...

Yo he tenido la gran "suerte" de conocer a un amigo que desde hace 8 años de lo único que habla es videojuegos y anime. Para él es absolutamente natural desviar cualquier tema ridiculo hacia sus temas. Simplemente insoportable.

Don Procopio dijo...

jaja! es la primera vez que entro al blog y me encantó.

cada vez que me reuno con un grupo de amigos de la infancia, hay una muchachita que le gusta imponer temas de conversacion. Es como si se quisiera quedar con el canto, y nadie le refuta. Para mi que ella se leyó estos consejos

Viking dijo...

Simplemente genial!
Saludos

andrea dijo...

Tengo una amiga de la epoca de la universidad y cada vez que hablas con ella, asi sea de cualquier tema... ella termina relacionandolo con el izquierdismo de Chavez y el imperialismo de los Yanquis, y que Colombia es el patio al sur del USA...
Asi estemos hablando de sexo no sé cómo pero conecta una cosa con la otra! es insufrible!