martes, 7 de julio de 2009

Lección #26: La higiene ante todo


Tipo: Repelente físico
Nombre científico: Higienicus fanaticum
Nombre vulgar: Higiénico

Una buena forma de espantar a cualquiera que intente invadir nuestro sagrado metro cuadrado, es hacer gala de hábitos higiénicos superiores a los del común de los mortales. Porque aunque podría parecer contraproducente, el exceso de higiene –en especial si el proceso de limpieza se hace enfrente del interlocutor –es altamente eficiente si de repeler intrusos se trata.

El primer paso es tener siempre a mano un mondadientes. Existen elementos especialmente pensados para estos menesteres, por lo que echar uno en el bolsillo del pantalón o chaqueta es un buen comienzo. Con él se puede escarbar los restos de comida mientras conversa con su interlocutor.

Un segundo paso, siempre en el ámbito dental, es echar mano a elementos que, aunque no hayan sido diseñados para esto, puedan servir a los propósitos: la punta o la tapa de un lápiz, la esquina de una credencial o algún hilo birlado a alguna prenda de vestir pueden ser de suma utilidad. Punto extra si el lápiz, credencial o hilo pertenecen a su interlocutor. Pedir un lápiz prestado para escarbarse los dientes e inmediatamente devolverlo a su dueño puede significar el inmediato éxito de su tarea de deshacerse de él.

Etapas más desarrolladas –y más efectivas –de esta habilidad incluyen escarbarse con los mentados elementos –puntas y tapas de lápices son los más apropiados –otras cavidades corporales; especialmente cotizados son oídos y nariz. Luego de usado el elemento, siempre frente a su dueño, tenga la cortesía de devolverlo sin limpieza previa.

El punto cúlmine en el desarrollo de este arte es el cultivo de la “uña del aseo”, que consiste básicamente en dejarse crecer la uña del dedo menor de la mano derecha, de tal manera que alcance una longitud suficiente para escarbar las citadas cavidades. Es importante que sea la mano derecha, pues con ella saludará a su interlocutor y, en caso de ser necesario, aplicará las técnicas del invasivo (ver lección #13), palmeando y/o sobajeando a su víctima en espalda, brazos u otras zonas corporales, buscando acercar la uña en cuestión lo más posible a su cara. Esta acción combinada garantiza la huida inmediata.

15 comentarios:

Patto dijo...

Excelente,
como siempre!

Mariana dijo...

ajajajaja!! Pero esos mas que higienicos son asquerosos!

Simbiosis dijo...

muy bueno.
llevo tiempo esperando una nueva cuota del manual, indispensble ante cualquier situación.

saludos!

y ojalá fuese uno por mes.

CandyFunto dijo...

Patto, gracias. Como siempre.

----------

Mariana, son asquerosos de puro higiénicos; una cosa no quita la otra. La higiene está bien, pero esos procesos de limpieza se hacen en privado.

----------

Simbiosis, todos llevábamos tiempo sin nuevas lecciones... en todo caso, a estar atento, porque no será una mensual. La idea es subir lecciones bastante más seguido.

Saludos a todos

karemcm dijo...

jajaja, buenisimo!!! ya extrañaba la lección...
y entraría en esta categoría el corte de uñas??...
hay gente que se corta las uñas en cualquier parte; el otro día iba en el metro y sentía detrás mío el inconfundible sonido del "click" del cortauñas, pero no me atreví a mirar para confirmarlo, de puro asco jajaja
karem.

Julieta Abiusi dijo...

Cuando vi la actualizacion pense q se venia el "insoportable porcino", que muy combinado al neurotico del momento jaja. No lo era pero me encanto igual. Admiro tu poder de sintesis :o)
Saludos!

CandyFunto dijo...

Karemcm, el corte de uñas es un caso extremo. No fue incluido porque requiere preparación previa (por la implementación necesaria, claro), pero de que vale, vale. Y es muy efectivo, porque ante el riesgo de recibir una uña en el ojo... mejor arrancar.
------------------

Julieta Abiusi, el insoportable porcino es circunstancial, y la idea es que esto sea aplicable en el tiempo. En todo caso, el porcino puede aplicar -y de hecho a veces lo hace- varias de las lecciones de este humilde manual.

Saludos

Anónimo dijo...

uy que buenas lecciones enserio!!! me encantaron!! se sugerencias faltaria el que critica todo!!!

CandyFunto dijo...

Anónimo, el que critica ya viene, sin adelantarse.

Saludos

Horacio dijo...

jajajaja, yo no llego a tanto, pero alguna vez he sucumbido a la tentación de cortarme las uñas en público

HeyManiac dijo...

excelente, que bueno que hayan vuelto las lecciones!

a todo esto, les escribí a tallerilustracion@gmail.com, para que respondan mis preguntas, please!
gracias!

CompKat dijo...

Ajajajajaja!!!!!
El novio de mi mamá me pidió mis llaves de la casa un día... para sacarse la cerilla!!!! O_o
Lo mejor fue su "gracias, es que olvidé las mías".

Pablo J dijo...

Demasiado bueno el asunto, y el blog también. Lo tendré en mente cuando quiera librarme de alguien indeseable!

cristi dijo...

que asco y al fin entiendo para que se dejan la asquerosa uña larga...lo de cortarse las uñas en publico ..peor me entra un asco increible simplemente escuchar el "clic".....si el "galan" tiene un cortauñas de llavero ..es una mala señal...

Vivi dijo...

jajajajajajajajajajajajajajajajaja Simplemente genial... ¿que pasa con sacarse los mocos?? Aplica?? O ya seria otra tecnica??